SALAD

DESMONTANDO MITOS

Cuantísimas veces me han preguntado sobre el tema, o afirmado que es imposible ser deportista de élite y vegana.

Pues aquí va mi experiencia:

Por motivos éticos, medioambientales, de respeto hacia los animales y por salud; hace siete años decido hacerme vegana. Y no lo hice de forma progresiva, me corría prisa.

Tenía que entrenar/competir y me encontraba mal. Tenía anemias importantes, hinchazón de tripa, problema digestivos, cansancio, malas sensaciones en general. Así que un buen día, después de acabar estudios en nutrición y Dietética, tomé la decisión.

Primero limpiar mi organismo. Pasé un periodo de desintoxicación a base de frutas, zumos, caldos…

Segundo. Pasé un periodo de veganismo y…  

Tercero. coincidiendo con la llegada del verano me inicié en el crudiveganismo.

Los cambios fueron espectaculares y muy rápidos. Experimenté cambios en mi salud, desapareció la anemia por siempre, fuera digestiones interminables. En mi físico, adiós acné, fuera barriga hinchada, más fuerza y resistencia, en fin más energía. Y a nivel mental noté más claridad, carácter relajado, sensación de bienestar y concentración. Mi nivel deportivo empezó a mejorar y los resultados empezaron s llegar.

Actualmente mi dieta es 80% crudivegana y 20% vegana, sin azúcar ni gluten… Y mis analíticas salen sin carencias de proteinas, de hierro y la famosa vitamina B.

Elena Congost

Compartir en las redes:

5 Comentarios

  1. Barbi 1 año ago 28 enero, 2016

    Hola, Elena! Estaría genial que compartieras tus menús como ejemplo, por favor.

    Muchas gracias

    Respuesta
    • Elena 1 año ago 28 enero, 2016

      En próximas entradas iré compartiendo más sobre mi dieta, menús, alimentos estrella, etc… Saludos y gracias pot tu comentario

      Respuesta
  2. Julialba 1 año ago 28 enero, 2016

    Gracias Por tan inportante
    Mensaje

    Respuesta
    • Elena 1 año ago 28 enero, 2016

      Gracias a ti por tu caimentario! Te espero en próximo posts

      Respuesta
  3. Laia 9 meses ago 25 julio, 2016

    Elena. Gracias, gracias, gracias. ! Cuánta falta hace mucha gente como tú !

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *