img_8727

LLORAR DE FELICIDAD

Después de cuatro años de duro trabajo y momentos buenos y malos, llegaba a la cita deportiva más importante de mi vida. Había decidido apostar por el cambio de distancia, el maratón. La gran prueba, los temibles 42,195km durante los cuales pueden suceder mil cosas, en los que sabes cuando sales, pero nunca cuándo y cómo vas a llegar.

Todo trabajo parece poco, toda preparación parece incompleta, ningún día parece el adecuado para decir estoy listo y a tope… Y justo una semana antes de la gran cita yo y mi entrenador debemos enfrentarnos a una decisión dura y dolorosa, aunque la correcta. Roger había entrenado todo el año para competir conmigo en RIO, necesitaba su ayuda para saber el ritmo, coger las botellas de los avituallamientos, saber cómo va la carrera, dónde se encuentran las rivales… toda la información que yo no puedo ver, el tenía que ser mis ojos durante la carrera. Durante los primeros días en Río algo falla, Roger no se encuentra bien tras los entrenamientos; pierde demasiado líquido que no recupera, pulsaciones muy aceleradas, descompensación de sales… la decisión de los médicos era que Roger no podía competir, su salud podía correr peligro y por delante de las medallas están las personas. Así que tras pasar un momento de bajón nos pusimos manos a la obra y establecer la táctica a seguir. Tocaba ser valiente, habíamos trabajado muy duro y este contratiempo no nos podía detener. Roger correría conmigo cada metro, pero esta vez desde la barrera de entrenador.

El día X había llegado, físicamente estaba mejor que nunca, me encontraba extraordinariamente tranquila y relajada, como si la cosa no fuera conmigo, en ningún caso acababa de ser consciente de lo que me esperaba ese día.

Llegamos a las carpas de atletas a las 7h a.m montamos junto a mi entrenador todo el dispositivo de botes y geles, todavía nos quedaba tiempo de calma incluso de risas antes del calentamiento. A las 8.15h toca calentar, pero justo antes Roger me dice unas palabras -Elena, este puede ser el momento que llevas esperando toda tu vida- que quedan gravadas en mi mente y me hacen reaccionar y darme cuenta lo que estoy viviendo y la oportunidad que tengo por delante.

Todo preparado, ya en la línea de salida se me saltan las lágrimas de emoción, suena música de fondo y me llama mi pareja, me abraza y noto que él también esta llorando… emoción a flor de piel que sólo podía significar una cosa… ese tenía que ser el día, parecía estar todo fluyendo en la dirección correcta. Disparo de salida! me coloco primera, me rodean motos que me marcan el camino y a partir de aquí en mi mente sólo está pendiente de dos cosas: de las voces que me marcan los avituallamientos, mis padres, mi equipo y mi entrenador que están distribuidos por el circuito. Y de mi propia voz que únicamente dice una misma palabra durante 42km -CONSTRUYE, distancia, CONSTRUYE metros respecto las rivales-

Era 18 de setiembre y hacía una temperatura en Rio de Janerio de 34Cº y una humedad del 80%, muchos corredores/as van desfalleciendo, se deshidratan, sufren golpes de calor, está siendo una carrera muy dura, pero mi mente 100% concentrada en la oportunidad que tiene por delante y no puede dejar escapar, no es consciente si tiene calor o no, únicamente piensa en avanzar, las sensaciones físicas son muy buena, no sé en ningún momento a qué ritmo voy, ya que voy sin reloj porque no lo puedo ver, sólo escucho el cuerpo para que vaya cómodo y él no dice nada. Todo marcha a la perfección llevo toda la carrera sola, Roger me indica que llevo cuatro minutos de distancia respecto la segunda y que voy por el kilometro 32. Solo tengo que seguir, acabar y mi sueño se habría cumplido.
Los últimos kilometros se hacen eternos, parece que no puedo avanzar, tengo escalofríos, ahora no puedo parar, toca sufrir y llego. LO HEMOS LOGRADO! quiero abrazar a todos los están conmigo, no me lo creo…
Nunca es tarde para hacer realidad eso que siempre has soñado con todas tus fuerzas. Nunca abandones por miedo y lucha por hacer de tu vida algo extraordinario.
LOS SUEÑOS A VECES SE CUMPLEN.

Compartir en las redes:

4 Comentarios

  1. Maria 9 meses ago 29 septiembre, 2016

    ¡¡Enhorabuena Elena!! que post más bonito, gracias por compartir con nostr@s un día mágico y tan especial.

    Respuesta
  2. Laia 9 meses ago 30 septiembre, 2016

    Emocionada per les teves paraules.

    Una abraçada.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *